Deducción por maternidad

Con ánimo de proteger a la familia y facilitar la compatibilidad de la vida familiar y laboral, se incorpora sobre la cuota líquida total del IRPF, pero sin entrar en la determinación de la cuota diferencial, una deducción hasta un máximo de 1.200 € anuales por cada hijo menor de tres años y a favor de las mujeres (no obstante, en caso de fallecimiento de la madre o cuando la guardia y custodia la tenga en forma exclusiva el padre o tutor, entonces, éste tendrá el derecho a practicar la deducción por maternidad).

my

a) Contenido y requisitos subjetivos de la deducción

Gozan de esta deducción las madres trabajadoras con hijos menores de tres años. En caso de fallecimiento de la madre, o cuando la guarda y custodia se atribuya de forma exclusiva al padre o, en su caso, a un tutor, siempre que cumpla todos los requisitos, éste tendrá derecho a la práctica de la deducción pendiente.

Para la práctica de la deducción es necesario que:

  • 1.º Que tengan hijos menores de tres años con derecho a la aplicación del mínimo por descendientes previsto en el artículo 58 LIRPF. Es decir, es preciso que el hijo conviva con la madre -o las personas que veremos a continuación- y que no obtenga rentas, excluidas las exentas, superiores a 8.000 €. Por lo que se refiere al requisito de la convivencia, éste no tiene por qué producirse durante todo el período impositivo. Como veremos al analizar la cuantía de la deducción, es posible que se limite a una parte de aquél, en cuyo caso se produce un prorrateo de este beneficio fiscal.El artículo 61.3 LIRPF establece que no procederá la aplicación del mínimo por descendientes, ascendientes o discapacidad, cuando los ascendientes o descendientes que generen el derecho a los mismos presenten declaración por este impuesto con rentas superiores a 1.800 €.En los supuestos de separación matrimonial, el mínimo por descendiente corresponderá a quien tenga atribuida la guarda y custodia de los hijos a la fecha del devengo del Impuesto, al tratarse del progenitor que convive con aquellos, y ello tanto en el período impositivo en que se dicte la resolución judicial como en los sucesivos. Por el contrario, cuando la guarda y custodia sea compartida, el mínimo se prorrateará por partes iguales entre los progenitores. No obstante, si el descendiente tiene rentas superiores a 1.800 € anuales y presenta declaración conjunta con uno de sus progenitores, será éste el que exclusivamente disfrute, en su caso, del mínimo por aquel descendiente (DGT V1500-09 de 22-06-2009); por tanto, podrá la madre presentar declaración conjunta con su hijo menor de tres años con rentas superiores de este a 1.800 € sin perder la deducción por maternidad.

    En los supuestos de adopción o acogimiento, tanto preadoptivo como permanente, la deducción se podrá practicar, con independencia de la edad del menor, durante los tres años siguientes a la fecha de la inscripción en el Registro Civil. Cuando la inscripción no sea necesaria, se tendrá derecho a la deducción durante los tres años posteriores a la fecha de la resolución judicial o administrativa que la declare.

    Cuando tenga lugar la adopción de un menor que hubiera estado en régimen de acogimiento, o se produzca un cambio en la situación del acogimiento, la deducción por maternidad se practicará durante el tiempo que reste hasta agotar el plazo de tres años (artículo 60.3 RIRPF). Si la madre fallece o, cuando la guardia y custodia se atribuya de forma exclusiva al padre o tutor, entonces, éste tendrá el derecho a practicar la deducción.

    La determinación del número de hijos con derecho a la deducción se produce de acuerdo con la situación el último día del mes y el requisito de estar dada de alta en la Segurirad Social o Mutualidad puede darse en cualquier día del mes.

    Si existen varios contribuyentes con derecho a la deducción, su importe se prorrateará en partes iguales.

  • 2.º Han de realizar una actividad por cuenta propia o ajena por la cual estén dadas de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o Mutualidad. A estos efectos, es preciso tener en cuenta que se cumple este requisito aunque la mujer se encuentre en situación de baja por maternidad, ya que ello no implica dejar de desarrollar una actividad por cuenta propia o ajena.
  • En el supuesto de una mujer que se encuentra en situación de incapacidad, ésta queda excluida del abono anticipado de la deducción, no pudiendo solicitarlo el padre, ya que el derecho a la deducción por maternidad solamente se reconoce el padre en caso de fallecimiento de la madre, o cuando la guarda y custodia se atribuye al padre de forma exclusiva, situación que no ocurre en el supuesto planteado.
  • Para la aplicación de la deducción por maternidad se exige que la madre realice una actividad por cuenta propia o ajena con alta en el correspondiente régimen de la Seguridad Social o mutualidad teniendo como límite para el cálculo de la deducción y para cada hijo, las cotizaciones y cuotas por sus importes íntegros, sin tener en cuenta las bonificaciones otorgadas a la misma. Por importe cotizado se entiende siempre la suma de lo cotizado por cuenta del trabajador más la suma de lo cotizado por cuenta del empleador. Respecto de la aplicación de la deducción por maternidad en el caso de que se trate de funcionarias, las cuotas por derechos pasivos y las cuotas a la mutualidad correspondiente son equiparables a las cotizaciones al régimen general de la Seguridad Social y, por tanto, se incluirán ambas a efectos del límite. En relación a los efectos que la baja por maternidad pueda tener en la aplicación de la deducción por maternidad, cabe recordar que el hecho de encontrarse de baja por maternidad no significa que la interesada haya dejado de realizar una actividad por cuenta ajena con cotización a la Seguridad Social o mutualidad correspondiente, sin perjuicio de que para tener derecho a la aplicación de la deducción por maternidad en los meses correspondientes a dicha baja, deberá cumplir los restantes requisitos previstos en el artículo 81 de la LIRPF. En consecuencia, se podrá disfrutar de la deducción por maternidad y, en su caso, del abono anticipado de la misma en idénticas condiciones siempre que se cumplan todos los requisitos previstos en el artículo 81 de la LIRPF (DGT V2992-11 de 22-12-2011).

ATENCIÓN No es posible aplicar la deducción por maternidad en la situación de excedencia voluntaria (AEAT 03-02-2003). No es de aplicación la deducción por maternidad en los supuestos de percepción de prestación o subsidio de desempleo aunque existan cotizaciones a la Seguridad Social (AEAT 31-01-2003).

b) Cuantía de la deducción

La cuantía de la deducción asciende a 1.200 € anuales por cada hijo menor de tres años.

La deducción se calculará de forma proporcional al número de meses en que se cumplan, de forma simultánea, los requisitos anteriores y tendrá, como límite para cada hijo, las cotizaciones y cuotas totales a la Seguridad Social y Mutualidades devengadas en cada período impositivo con posterioridad al nacimiento o adopción.

El límite anterior se aplica por cada hijo; así, por ejemplo, si las cotizaciones y cuotas de la Seguridad Social son 900 € y la madre tiene gemelos de un año, el límite es de 900 € por cada hijo, siendo la deducción de 1.800 € anuales (AEAT 20-01-2003).

Debe tenerse presente que, en caso de nacimiento del hijo durante el período impositivo, sí se computa, a efectos del límite de la deducción, el mes en que aquél se produce. Por el contrario, cuando durante el período impositivo el hijo cumple los tres años o se produce el cese en la convivencia no se computa el mes en que tienen lugar tales circunstancias.

A efectos del cálculo de este límite se tendrán en cuenta las cotizaciones y cuotas por sus importes íntegros, sin tomar en consideración las bonificaciones que pudieran corresponder. Además, se entiende por cotización la suma de lo cotizado tanto a cuenta del trabajador como del empleador.

Para el cómputo del número de meses se establecen las siguientes reglas (artículo 60.2 RIRPF):

– La determinación de los hijos ha de realizarse de acuerdo con su situación el último día de cada mes.

– El requisito de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social o Mutualidad se entenderá cumplido cuando esta situación se produzca en cualquier día del mes.

Esta limitación refuerza la idea de que no nos encontramos, realmente, ante una deducción en la cuota del impuesto, sino ante lo que la doctrina llama renta negativa o crédito fiscal negativo, suponiendo una auténtica subvención; de hecho, se prevé el abono de esta deducción en forma anticipada por parte de la AEAT, es decir, como una subvención familiar.

c) Formas de practicar la deducción

La deducción por maternidad puede operar de dos formas: como deducción en la cuota diferencial del impuesto o bien mediante su cobro anticipado, de forma mensual y periódica, solicitándolo a la AEAT por medio del procedimiento regulado en el artículo 60 RIRPF.

En el procedimiento de percepción anticipada, las madres o personas con derecho a la deducción, dadas de alta en alguno de los regímenes de la Seguridad Social mencionados en el artículo 60.5.2.º RIRPF o en Mutualidades, percibirán mensualmente 100 €, siéndole abonados por la AEAT mediante transferencia bancaria (solamente en casos excepcionales se permite el abono por cheque cruzado o nominativo). Para obtener este derecho, los contribuyentes con derecho a la deducción vienen obligados a comunicar a la AEAT los datos necesarios para determinar su derecho, así como la cuenta bancaria donde desean le sea abonada la deducción. También se ven obligados a comunicar las variaciones de datos o causas sobrevenidas que afecten a la deducción.

Cuando el importe de la deducción no se corresponda con su abono anticipado, los contribuyentes están obligados a regularizar la situación en la declaración del IRPF o en la comunicación correspondiente, no siendo exigibles en estas circunstancias intereses de demora. Si la AEAT considera que el contribuyente no tiene derecho a la deducción, se lo notificará, de forma motivada.

d) Abono de forma anticipada

El beneficiario puede optar por solicitar a la AEAT el abono de la deducción de forma anticipada por cada uno de los meses en que estén dados de alta en la Seguridad Social o Mutualidad y coticen los plazos mínimos que a continuación se indican (artículo 60.5.1.º RIRPF):

  • Trabajadores con contrato de trabajo a jornada completa, en alta durante, al menos, 15 días de cada mes, en el Régimen general o en los Regímenes especiales de la Minería del Carbón y de los Trabajadores del Mar.
  • Trabajadores con contrato de trabajo a tiempo parcial cuya jornada laboral sea de, al menos, el 50% de la jornada ordinaria en la empresa, en cómputo mensual, y se encuentren en alta durante todo el mes en los regímenes citados anteriormente.
  • Trabajadores por cuenta ajena en alta en el Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social en el mes y que realicen, al menos, diez jornadas reales en dicho período.
  • Trabajadores incluidos en los restantes Regímenes Especiales de la Seguridad Social no citados en las letras anteriores o Mutualistas de las respectivas Mutualidades alternativas a la Seguridad Social que se encuentren en alta durante quince días en el mes.

e) Procedimiento

El artículo 60.5.2.º RIRPF y la Orden EHA/394/2011, de 21 de febrero establecen el siguiente procedimiento para el abono anticipado:

  • a) Solicitud: El contribuyente debe presentar la correspondiente solicitud ajustada al modelo 140, sin que sea preciso reiterar la misma durante todo el período a que se tenga derecho al abono anticipado de la deducción, salvo para comunicar el alta de nuevos hijos. Asimismo, se utiliza el modelo 140 para comunicar a la Administración tributaria el incumplimiento de alguno de los requisitos o cualquier variación que afecte al cobro mensual anticipado de la deducción. No tiene la consideración de variación y, en consecuencia, no debe procederse a comunicar la pérdida del derecho al abono anticipado de la deducción, cuando el hijo cumpla tres años o, en los casos de adopción o acogimiento, cuando transcurran tres años desde la fecha de adopción o acogimiento.
  • b) Plazo de presentación: La solicitud debe formularse a partir del momento en que, cumpliéndose los requisitos y condiciones establecidos para el derecho a su percepción, el contribuyente opte por la modalidad de abono anticipado de la misma. Cuando las solicitudes se presenten por varios contribuyentes en relación con un mismo acogido o tutelado, estas deben presentarse en impreso de forma simultánea en un mismo sobre de retorno y acompañadas de un escrito dirigido al Administrador o Delegado de la AEAT que corresponda en el que se haga constar dicha circunstancia, así como la fecha de la resolución judicial o administrativa constitutiva del acogimiento o adopción. El plazo de presentación, en caso de comunicación de cualquier variación o, en su caso, del incumplimiento de alguno de los requisitos establecidos para su percepción, es de quince días naturales siguientes al de producción de la variación o incumplimiento de los requisitos.
  • c) Forma de presentación: La solicitud del abono anticipado mensual de la deducción por maternidad y, en su caso, la comunicación de variaciones que afecten al citado cobro mensual puede presentarse en impreso (por correo dirigido a la AEAT, apartado de Correos F.D. número 30.000, Delegación Provincial, o entrega directa en cualquier Delegación o Administración de la AEAT); telefónicamente (mediante llamada al Centro de Atención Telefónica número 901 200 345) o telemáticamente.
  • d) Resolución de la solicitud: La AEAT, a la vista de la solicitud recibida, y de los datos obrantes en su poder, dictará resolución, acordando o denegando, que se notificará expresamente. En caso de que proceda, abonará de oficio de forma mensual y sin prorrateos, el importe de 100 euros por cada hijo que dé derecho a la deducción. Si existieran varios contribuyentes con derecho al abono anticipado de la deducción respecto del mismo acogido o tutelado, dicho importe se prorrateará entre ellos por partes iguales.
  • e) Forma de abono: El abono anticipado se efectuará por transferencia bancaria a la cuenta indicada por el contribuyente en su solicitud, o en su caso, por cheque cruzado o nominativo del Banco de España.

La AEAT, a la vista de la solicitud recibida, y de los datos obrantes en su poder, abonará 100 € por cada hijo y sin prorrateos, desde el mes correspondiente a la fecha de presentación de la solicitud y, en su caso, desde el mes anterior. Se llevará a cabo mediante transferencia bancaria a la cuenta indicada por el contribuyente. De forma justificada y mediante solicitud al Administrador o Delegado de la AEAT se podrá solicitar el abono mediante cheque cruzado o nominativo del Banco de España.

Si no procede el abono anticipado la AEAT notificará tal circunstancia al contribuyente con expresión de las causas que motivan la denegación.

Una mujer es excluida del pago anticipado de la deducción por maternidad por no estar en situación de alta en el correspondiente régimen de la Seguridad Social, al encontrarse en situación de incapacidad, se plantea la posibilidad de que el marido puede solicitar el pago anticipado de la deducción por maternidad. A este respecto, los contribuyentes con derecho a la aplicación de esta deducción podrán solicitar a la AEAT su abono de forma anticipada por cada uno de los meses en que estén dados de alta en la Seguridad Social o Mutualidad y coticen los plazos mínimos requeridos; por tanto, el pago anticipado de la deducción sólo puede solicitarlo quien tiene derecho a dicha deducción, y tal derecho sólo se reconoce a los padres, en caso de fallecimiento de la madre, o cuando la guarda y custodia se atribuya de forma exclusiva al padre, circunstancias que no concurren en el presente supuesto.

f) Obligaciones formales

Los contribuyentes con derecho al abono anticipado de la deducción por maternidad vendrán obligados a comunicar a la Administración tributaria las variaciones que afecten a la misma utilizando para ello el modelo 140. En particular, debe utilizarse el citado modelo en los casos siguientes:

  • a) Fallecimiento del beneficiario al abono anticipado de la deducción.
  • b) Baja del beneficiario en la Seguridad Social o la Mutualidad.
  • c) Cambio de residencia del beneficiario al extranjero o del resto del territorio español al País Vasco o Navarra.
  • d) Renuncia del beneficiario al cobro anticipado de la deducción.
  • e) Cambio del régimen de Seguridad Social del beneficiario.
  • f) Baja de alguno de los hijos, a efectos de la deducción, por fallecimiento, por cese de la convivencia, por pérdida de la guarda y custodia, por obtener rentas superiores a 8.000 €, o por obtener rentas que, aun sin alcanzar dicha cuantía, determinen la obligación de presentar declaración por el IRPF.

La comunicación se efectuará en el plazo de 15 días naturales siguientes al de la producción de la variación o incumplimiento de los requisitos. Una vez que se tenga nuevamente derecho a la deducción deberá formularse una nueva solicitud.